Umuma, la aventura de ser familia | La revolución de las madres
901
post-template-default,single,single-post,postid-901,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

La revolución de las madres

Hace unos días, respondía a una entrevista para www.masola.org, Madres solas por elección en la que me preguntaban entre otras cosas sobre lo que suponen o supondría el protagonismo de las madres en los negocios online, y abordábamos aspectos muy interesantes sobre la valentía y capacidades que son necesarias, sobre la viabilidad de los negocios online emprendidos por madres, solas o no, sobre sus pros y contras, en cuanto a conciliación familiar y el emprendimiento en femenino-materno.. Tal cómo iba respondiendo me di  cuenta de que lo que siempre he defendido, cobraba forma y fuerza en mi cabeza.

Estamos viviendo un profundo cambio de paradigma: vivimos una gran revolución silenciosa, la revolución de las madres.

Si miramos la historia con perspectiva, los grandes cambios que han supuesto revoluciones imparables, siempre han sido liderados o protagonizados por las mujeres. Por ejemplo, la revolución neolítica, con la sedentarización y el cultivo, dio un giro a nuestra alimentación y al desarrollo de la especie, de nuestro cerebro, del lenguaje, de la sociedad y la cultura. Otro ejemplo, la revolución industrial, llevar a las mujeres a las fábricas, supuso cambios en la industria, sobreproducción, cambios sociales y culturales sin precedentes, y nuevo sistema económico, político y antropológico… de los que aún sufrimos las consecuencias…

Y así podríamos seguir hurgando en la historia para destapar esa eterna historia silenciada de las mujeres, que en la sombra han liderado sus pequeñas grandes batallas cotidianas. Ahora vivimos un momento mágico, en el que las mujeres, cada vez más están tomando conciencia de su maternidad, de conectar con nuestra esencia biológica, de la importancia de vivirla plenamente y de encontrar fórmulas para ello. Por suerte el sistema global está obsoleto, caduco y rancio, y también esta cambiando a todos los niveles, cada vez tiene menos sentido fichar a las 7 y salir a las 5, ni ahorrar para la segunda residencia en el campo, ni alquilar el camping una semana en verano, ni vivir ahogados por las hipotecas o trabajar para un plan de pensiones que no sabemos si llegaremos a disfrutar.

Ahora las personas y las familias buscan la “felicidad”, en su sentido más amplio, la gente está ávida de plenitud, de crecimiento personal, de compartir, de experimentar, de sentir, de buscar el sentido último y universal a lo que hacemos, ya no sirven los patrones arcaicos, no hay religión que valga, ni ley que pueda perpetuar eternamente, ni sistema que valga para todos en este mundo global, cambiante y feroz, que ha perdido identidad, y que busca desesperadamente su luz en el individuo que se busca y se cuestiona a sí mismo.

Y en este clima, las madres han encontrado su nueva revolución.  Lúcidas por las hormonas ,recogen el regalo de sus hijos e hijas, la oportunidad de reencontrarse consigo mismas, con sus luces y sombras, y de reinventarse. Así es como ven en internet, las redes sociales y el trabajo online poderosas herramientas de cambio, la estrategia y el camino para llegar a miles de clientes potenciales, de trabajar, de sentirse realizadas, de encontrar su sitio en esta nueva sociedad vertiginosa e imparable, mientras sus bebés maman al pecho o sus peques les devuelven una sonrisa desde la alfombra del salón, conectadas con lo que son, y con lo que no están dispuestas a renunciar.

No sólo se trata de que las mujeres de hoy tengamos menos aspiraciones de entrar en la rueda de competitividad patriarcal que nos venía impuesta, o quizá sí? Yo creo que se trata, en realidad, de que la maternidad nos abre un amplio espectro de posibilidades y nos clarifica lo que realmente es importante. Las madres tienen un don poderosísimo, son especialistas en priorizar. Gracias a esa magia que sólo ellas dominan, llevamos miles de años poblando la faz de la Tierra.

Ellas saben bien lo que importa, lo que hay que hacer, lo que significan las pilares del emprendedor: sacrificio, renuncia, entrega, pasión, tesón, ilusión, constancia, organización, cansancio, transformación, reinvención, flexibilidad, paciencia…. y así hasta el infinito.

La maternidad es la mayor empresa de todos los tiempos, lleva 6 millones de años funcionando, pasando de generación en generación, abriendo sucursales en los cinco continentes y mejorando sustancialmente la productividad de la especie. Hay decenas de artículos científicos que demuestran cómo el cerebro de las madres, desarrolla capacidades únicas, puesto que su función, biológicamente hablando, es tan importante que no cabe margen de error. Se convierten así el las emprendedoras más perfectas. Estoy convencida de que si las madres dirigieran las principales empresas, Europa saldría de la crisis en 9 meses.

Por eso animo, y trabajo al lado de todas aquellas mujeres y madres que quieren cambiar su realidad, y conectar con sus dones y ponerlos al servicio de sus hijos y de los demás, para aportar su granito de arena a esta nueva revolución silenciosa. 

 
¡QUIERO SEGUIR LEYENDO EL BLOG!

Sin Comentarios

Escribir un Comentario