Umuma, la aventura de ser familia | Calladita estás más guapa
2572
post-template-default,single,single-post,postid-2572,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Calladita estás más guapa

Dicen por ahí, los que sufren de “titulitis aguda”, enfermedad altamente peligrosa y contagiosa que corre por las redes últimamente… o lo que es lo mismo, miedo al éxito femenino… que las Asesoras Continuum no tenemos un titulito y eso significa que automáticamente somos todas una estafadoras y jugamos a lucrarnos haciendo pasar a las madres y a las alumnas por tontas cuando en realidad calladitas estamos más guapas.

Si no fuera porque Asesoras Continuum me ha enseñado mucho más que cualquier título oficial de las decenas que tengo, le diría a estas personas alguna que otra barbaridad. Pero no lo haré, por educación, y por principio, puesto que gracias a mi no-formación (léase la ironía) veo, detrás de tanta saña y tanto subirse al carro del critiqueo, mucha soledad, y mucho ego mal trabajado. Y eso me demuestra más aún la importancia del inmenso trabajo que estamos haciendo nosotras con, para, y por y junto a las mujeres.

Me siento orgullosa de ser Asesora Continuum, eso no es nuevo, ya os hablé de ello en mi post “Por fin en casa” hace tiempo y mucho más si cabe de ser amiga de Nohemí Hervada. Éste es mi hogar, uno cálido de esos en que se cuecen maternidades a fuego lento, entre abrazos dulces, y se nutre a cada miembro del regazo de las madres, ese que sólo las mujeres pueden y saben compartir. Por eso cuando leo amenazas, críticas y hasta injurias contra una de nosotras, me revuelvo y siento la necesidad de hablar y dirigirme a ti amigo /a que lees éste humilde post,

  • v de vaginame gustaría disculparme de verdad, de corazón, por excluir de nuestro trabajo como asesoras de maternidad, a todos aquellos que con tanto esmero se esfuerzan en enseñarnos a ser más mujeres, más madres, más todo, siempre y cuando sigamos sus dictados. Pero es que señores míos, esto NO es cosa vuestra, el instinto y el poder de las mujeres es exactamente eso: SUYO. Agracedemos el esfuerzo por tutelarnos y protegernos de nosotras mismas, pero NO más patriarcado GRACIAS.
  • me gustaría invitarte a leer una vez más que significa Ser Continuum desde mi experiencia. Fui alumna a caballo entre la primera y la segunda promoción, tutora de la tercera y ahora formadora también en la cuarta. Ese ambiente de oportunidad y crecimiento, me ha supuesto el privilegio de conocer el proyecto desde dentro, a las más de 100 alumnas, a los colaboradores y sobretodo a Nohemí Hervada y su excelente trabajo. Espero que lo disfrutes y te permita ampliar su sesgada mirada sobre nuestra “titulación”.
  • me gustaría recordarte que las mujeres que ejercemos libremente nuestro derecho a la educación, y nos matriculamos en esta formación no somos analfabetas funcionales ni tontas, te puedo asegurar que sabemos dónde gastamos nuestro dinero, ese, que, valga decir ganamos precisamente ejerciendo como mujeres libres, e invertimos donde mejor nos parece, ¿y tú? ¿inviertes tú en formación permanente o ya lo sabes todo?
  • Y por último quiero pedirte que si tu ego te invita a criticar, antes te informes, sondees, preguntes, y te cerciores de la magnitud y el daño que pueden hacer tus palabras, porque si de verdad crees que esta sociedad necesita mujeres empoderadas, madres libres, bebés felices, familias respetadas, y profesionales “profesionales” de todos los campos, abiertos a esta mentalidad de amor, respeto y tolerancia…

¿no crees que deberías sumarte al cambio desde el empoderamiento, la libertad, el respeto y la profesionalidad ?

Esta es una sociedad enferma, sin duda, abierta a la crítica fácil y al comadreo de patio de escuela. Somos adultos faltos de amor y autoestima, y eso nos empuja una vez y otra a detestar a todos aquellos, y sobretodo aquellas que consiguen transgredir la norma, vivir felices trabajando con éxito en lo que aman, criando en libertad, amando sin medida, riendo a mandíbula batiente, y con el corazón libre y contento.

Así que amigo, amiga, lector que has llegado hasta aquí recuerda que tú también puedes vivir así y la próxima vez, recuerda que cuando un dedo señala fuera, hay tres más que siguen señalándote a ti. ¡Atento/a a lo que te dicen! Y suerte!

¡QUIERO SEGUIR LEYENDO EL BLOG!

Sin Comentarios

Escribir un Comentario